an Precio placa base de portátil

Precio placa base de portátil

Si has entrado en este artículo quizás tengas dudas sobre el coste de la reparación de un ordenador portátil que sospechas que tiene su placa base defectuosa. La sustitución completa de la placa base de un portátil, especialmente si se trata de una de gama alta como puede ser un portátil MacBook Pro, MacBook Air, Asus ROG, MSI gamer… puede ascender a casi el precio del equipo en algunos casos, entre el precio del componente y la mano de obra. ¿Merece la pena? Es posible que haya casos en que así sea, sobre todo en determinados modelos con placas bases más económicas o con disponibilidad de placas base de segunda mano o recuperadas. ¿Pero y si te decimos que un buen servicio técnico puede reparar tu placa base sin necesidad de sustituirla al completo? Entonces quizás el precio de tu placa base de portátil no sea exactamente tan elevado y no sea necesario sustituirla. Veamos primero que síntomas principales sufre un portátil con una placa base averiada.

Síntomas de fallo en la placa base

La placa base de un ordenador portátil es básicamente el componente sobre el que se articula todo el equipo. Sobre ella se monta el procesador central, la memoria, la tarjeta gráfica, los puertos… y se conectan los discos duros, unidades de DVD, etc. En el caso de un portátil, su placa base puede tener muchos de los componentes “integrados”, es decir, que ya vienen soldados a ella de fábrica y por tanto no se pueden sustituir fácilmente, sino que en caso de que fallen hay que realizar operaciones más complejas de desoldado y soldado. Estas operaciones requieren de un nivel técnico superior, ya que al fin y al cabo no se trata sólo de sustituir un componente. Pero veamos antes cómo identificar los síntomas de una placa base defectuosa.

Lo primero que hay que saber es que debido precisamente a que la placa base engloba todo el equipo, cuando falla puede hacerlo de muchas formas diferentes. Un fallo de placa base puede parecer un fallo de cualquier otro componente. Muchas veces ante la incapacidad de realizar un diagnóstico fiable se dice que “debe ser un fallo de placa base”. Es algo así como decir que una persona está enferma porque “tiene un virus”. Sin embargo, a pesar de la dificultad que pueden presentar determinados síntomas a la hora de determinar el origen del fallo, no podemos sin más atribuirlo a la placa base sin verdaderas pruebas de que efectivamente es su avería la causante. Hay, no obstante, una serie de indicios que nos pueden indicar que el problema podría ser avería en la placa base:

  •   Imposibilidad de instalar el sistema operativo: Uno de los síntomas comunes de problemas en la placa base suele ser errores de diferente índole a la hora de usar el equipo. Este se comporta extraño, tanto que es muy posible que la instalación del propio sistema operativo falle. Si bien esto puede también ser debido a memoria, gráfica o disco duro defectuosos, la naturaleza del error suele dar pistas que puede ser un fallo de la placa.
  •   Errores al usar el ordenador: Tanto si trabajamos en OSX como en Windows, podremos ver continuamente errores que bloquean o cierran el programa con el que estamos trabajando. No importa cuál sea, incluso si no estamos haciendo absolutamente nada, los errores siguen apareciendo, aun cuando el sistema operativo esté recién instalado y totalmente limpio.
  •   Imposibilidad de arrancar: Es uno de los síntomas más habituales. El ordenador enciende su led y se oyen los ventiladores pero no hace absolutamente nada más, la

pantalla se queda en negro y no carga el sistema operativo ni aparece nada en

pantalla.

  •   Problemas con los puertos: Algunos puertos como los USB, RED, etc. pueden dejar defuncionar, incluso el disco duro o la gráfica pueden dar fallos y aunque aparentemente

    podríamos creer que es fallo de los mismos es en realidad problema de la placa base.

  •   Reinicios, bloqueos, lentitud: Otros síntomas pueden ser reinicios esporádicos,bloqueos que dejan el equipo sin responder, lentitud que cada vez se hace más acusada, etc. Esto puede ser producto por ejemplo de un sobrecalentamiento del procesador central debido a una mala regulación del voltaje por parte de la placa, por citar uno de los múltiples problemas que pueden causar estos síntomas.

    En definitiva, ante estos síntomas, podemos sospechar que estamos ante una avería de placa base. Pero son sospechas, no un diagnóstico definitivo, pues todos ellos pueden coincidir también con problemas en otros elementos. Es por tanto vital que antes de mirar precio de una placa base de portátil dispongamos de un diagnóstico fiable, seguro y definitivo. Y una vez lo tengamos, si hemos acudido a un laboratorio especializado y profesional como el de serviciotecnicomac.eu, no necesariamente se realizará una sustitución completa, bastante cara, sino que atacaremos el problema justo donde esté el fallo.

    Pasos a seguir si sospechamos de una avería de placa base en nuestro portátil

    Es importante tener en cuenta que una avería en la placa base es una de las peores averías que puede sufrir nuestro querido equipo. Junto con la pérdida de datos por rotura de disco duro, es de la más frustrante, pues puede ser una avería fatal por el coste de reparación. Es necesario que primero tengamos un diagnóstico fiable y robusto, no un “parece que” o un “creo que debe ser la placa base”. La única seguridad está en el diagnóstico que emita un profesional que dispone de las herramientas y entrenamiento especializado como para poder afirmar y encontrar el problema sin lugar a dudas. Cualquier actuación casera no va a funcionar, y no sólo perderemos el tiempo, es que podemos hacer la reparación más difícil o incluso imposible. Es vital en los primeros momentos no tratar de desmontar el portátil para “ver qué pasa”. Salvo que tengamos un entrenamiento electrónico muy elevado especializado y las máquinas adecuadas como osciloscopios, no vamos a ver nada ni reparar nada por nosotros mismos. Tampoco funcionará ningún “truco” como meter la placa base en un horno o “soluciones” similares que lo único que harán es que nuestra placa deje de funcionar para siempre y huela a pollo asado. Hemos de evitar encender más el equipo y contactar con un buen laboratorio como serviciotecnicomac.eu . De esa manera podremos dar un diagnóstico veraz y fiable, junto al presupuesto de reparación. Siempre buscando el reparar de forma profesional el problema, no sustituir sin más, siempre que podamos tomar esa opción. Pero sobre todo, asegurarnos antes de nada de que se trata de la placa base y no, por ejemplo, de un problema de contactos de la memoria o una falta de refrigeración del procesador central.

    Una vez tenemos claro esto, procederemos a embalar muy bien el portátil para enviarlo al taller. Hoy día gracias a las agencias de transporte podemos tener de un día para otro el equipo en el servicio técnico, y de nuevo en casa en cuanto esté reparado.

    El precio de la placa base del portátil

    Como hemos indicado, el precio de una placa base nueva puede ascender a un buen porcentaje del precio del equipo. Ordenadores avanzados como los MacBook Pro por ejemplo tienen un coste de sustitución de placa elevado. Por eso en serviciotecnicomac.eu disponemos de los técnicos, herramientas, aparatología y experiencia para solventar averías en placas base

sin necesidad de buscar la sustitución completa. Con eso conseguimos que el precio final de la reparación descienda mucho. No es lo mismo sustituir un par de capacitadores que toda la placa. Además, el localizar una avería de forma concreta permite estar seguro al 100% del problema. Muchas veces alguien puede tener la tentación de hacer la sustitución de un componente porque sencillamente no sabe bien dónde está el problema. Entonces se aplica la filosofía “Si no sé dónde falla, lo cambio todo”. Esto no es profesional. Lo adecuado siempre es primero buscar el diagnóstico exacto, que es lo que nos permite conocer con precisión que componente o componentes electrónicos son los que están fallando. Si no hacemos eso actuamos a ciegas, alargando mucho los tiempos de reparación y el coste de la misma. Bien es cierto que un porcentaje muy pequeño de casos una avería puede enmascarar otra, pero por regla general una vez localizado físicamente el problema actuaremos sobre el mismo y este será el fin de la avería.

Conclusión

Cuando nos enfrentamos a una avería de placa base siempre hablamos de cifras que pueden ser un auténtico calvario para el propietario del portátil, tanto que a veces se desiste de intentar repararlo. Pero lo primero que hemos de pensar es si realmente tenemos la placa base averiada, y lo segundo si esa avería no será un pequeño componente, de coste económico, que pueda hacer reparable al equipo con un coste muy razonable. No hemos de tirar la toalla, incluso si nuestro portátil no hace absolutamente nada cuando pulsamos el botón de encendido. Dejemos que un experto nos aconseje y nos de presupuesto realista.