an Reparar tarjeta gráfica de portátil

Reparar tarjeta gráfica de portátil

Entre las distintas averías que pueden afectar a un portátil, una de las más temidas es el fallo de la tarjeta gráfica del ordenador. Y no es sólo porque es una parte vital que se necesita para funcionar, es que muchas veces el coste de su sustitución es bastante elevado, incluso en muchos modelos es imposible cambiarla porque va integrada en la placa base. Este tipo de rotura por tanto es imprescindible que sea abordada por expertos y profesionales electrónicos destacados en la reparación a nivel de componentes, pues si no el coste se dispara al tener que cambiar toda la placa base, suponiendo a veces más dinero que el propio portátil.

En este artículo vamos a ver cómo reconocer si se nos ha roto la tarjeta gráfica y que pasos tenemos que seguir para volver a tener nuestro portátil en completo funcionamiento.

Reconocer una avería de la tarjeta gráfica

Cuando nuestro portátil falla por la tarjeta gráfica puede dar una serie de síntomas muy variados. Uno que es común a otros problemas es la imposibilidad para arrancar (pantalla negra), pero también hay otros que pueden ser un buen indicativo de que nuestra gráfica se ha roto. Por ejemplo, cuando existe un problema con la tarjeta gráfica los juegos y aplicaciones que usan gráficos intensivos suelen fallar. Es normal que por ejemplo carguemos un juego, y tras un rato jugando, nos aparezca un mensaje de error, se salga a Windows, se congele el juego o aparezcan fallos gráficos. En ese caso, puede ser un problema del propio juego o de los drivers. Para descartar estos casos podemos probar diferentes juegos, si con todos tenemos un efecto similar, tendremos que descartar también los drivers. Para ello instalaremos la última versión de los mismos, o lo que es mejor, reinstalaremos Windows desde cero e instalaremos los últimos drivers, especialmente los de la tarjeta gráfica. Si es de marca nVidia iremos a su web y seleccionaremos nuestro modelo, también si es ATI. Si es una gráfica integrada Intel es diferente pues puede que el problema esté en el propio procesador central.

Una vez con un Windows limpio y recién instalado y drivers actualizados al día, probaremos a hacer funcionar la gráfica con aplicaciones 3D de prueba. Si volvemos a experimentar bloqueos, fallos, congelación o reinicios, entonces nuestras posibilidades de que la tarjeta gráfica tenga un fallo hardware son bastante altas.

Pasos a seguir en caso de una avería de la tarjeta gráfica del portátil

Lo primero es que es muy difícil que sin tener los conocimientos profundos adecuados podamos hacer un diagnóstico fiable. Lo que hemos comentado en el apartado anterior sirve para intentar comprobar si se trata de un problema menor. Pero si no hemos tenido éxito, entonces si hay que pasar a un diagnóstico fiable y definitivo. Para ello se necesita una experiencia y habilidad propia de un técnico en reparación de portátiles, además de las herramientas de diagnóstico necesarias.

El primer paso será dejar de usar el portátil. Si la avería proviene de sobrecalentamientos o un componente con mal funcionamiento (como un transistor o condensador), cada minuto que esté encendido podemos estar agravando el problema. No es lo mismo sustituir un componente menor averiado que toda una placa. Así que evitemos en lo posible volver a conectarlo.

Lo segundo es evitar la tentación de tratar de repararlo nosotros mismos. Es una mala idea que puede acabar agravando mucho la avería o rompiendo piezas del portátil. Los ordenadores portátiles son productos de alta tecnología integrada y no están diseñados para la

manipulación por parte del usuario. Si intentamos abrirlo y mirar dentro, el primer problema será que posiblemente no tengamos las herramientas adecuadas, y si ellas podemos romper la carcasa de plástico, cables, componentes internos, etc. Y, aunque consigamos abrirlo con éxito, nos encontraremos con la realidad: que las averías electrónicas rara vez son “visibles”, y si lo fueran, no tendríamos los conocimientos para su reparación, sin contar tampoco con las herramientas especiales como soldadores de aire caliente, limpiadores por ultrasonidos, etc.

En resumen, tratemos de no manipular el portátil. Lo mejor que podemos hacer ahora es localizar un buen servicio técnico para que nos hagan ellos la tarea. Es realmente lo más económico, sobre todo si acudimos a un taller con mucha experiencia y de calidad como sucede con serviciotecnicomac.eu . Allí tienen no sólo las herramientas y aparatología adecuada para la realización de la reparación, sino también la experiencia y conocimientos expertos necesarios. Los técnicos abordan el problema desde el punto de vista electrónico, y siempre tratan de realizar la reparación de la manera más fiable y menos costosa posible.

Es importante tener en cuenta esto último. Si el portátil tiene un componente averiado es mucho más económico sustituir el componente que cambiar toda una placa base. Por eso el presupuesto de reparación siempre será más ajustado con un buen laboratorio que con uno más mediocre. También existen soluciones que requieren de una gran capacidad técnica, como los famosos “reballing” que se les realiza a las tarjetas gráficas con problemas, que necesitan ser realizados por expertos. Esta técnica consiste en volver a soldar el chip principal de la tarjeta gráfica para renovar el puente de estaño entre este y la placa.

Soluciones definitivas

Una vez que tenemos claro que la manipulación de un portátil que posea la tarjeta gráfica averiada puede agravar la avería, hemos de contactar con el servicio técnico adecuado, como es serviciotecnicomac.eu. Si la dirección de nuestro laboratorio te pilla muy lejos, no hay problema en enviar tu ordenador por agencia de transporte.

Para ello, consigue un buen embalaje. Protege muy bien el equipo, y envía también el cargador del mismo. Asegúrate de que no sufrirá daños en caso de que en el reparto se caiga o golpee la caja. Una vez hecho esto, contacta con el servicio técnico y solicita una recogida del aparato. Normalmente en 24 horas ya estará de camino a nuestro taller, y en cuanto entre en el mismo procederemos a su diagnóstico, comunicación del coste, y reparación.

Esta es la manera óptima de recuperar tu equipo.

Consejos para prevenir esta avería

Para que tu ordenador portátil dure muchos años y su tarjeta gráfica no se rompa, procura seguir los siguientes consejos:

  •   Nunca bloquees las rejillas de refrigeración. Es muy común poner el portátil encima de colchas, mantas, ropa, las propias piernas, etc. Esto suele tapar las salidas y entradas de aire, lo que conlleva un sobrecalentamiento interno. Este sobrecalentamiento puede elevar la temperatura hasta niveles nocivos para los componentes, y por tanto pueden romperse. Evita siempre que esto pueda suceder manteniendo el equipo en un lugar fresco y el ordenador libre de bloqueos. Incluso se venden bases refrigeradoras para portátil que ayudan a mantener el interior fresco.
  •   Evita siempre el calor. Nunca pongas el portátil al sol directo o tras un cristal (por ejemplo de una ventana). En verano se pueden alcanzar altas temperaturas. No

pongas el portátil en zonas calientes como muy cerca de una estufa, radiador, horno, etc. Tampoco encima de una manta aunque no tenga rejillas de ventilación como sucede con los MacBook Pro o los MacBook Air. Recuerda siempre, el calor es tu enemigo en todo momento.

  •   Trata de hacer pausas si estás jugando o usando aplicaciones gráficas intensivas. También es recomendable por salud parar cada cierto tiempo. Cada hora deberías dejar descansar al ordenador y que se enfríe, con eso aumenta el tiempo de vida de los componentes.
  •   Es bueno actualizar los drivers cada cierto tiempo. Un driver puede sobrecalentar una tarjeta gráfica si esa versión tiene un bug o fallo. Es mejor tener siempre una versión reciente, nos asegura que los problemas que pudieran tener las versiones anteriores se hayan resuelto.
  •   Lleva tu portátil al servicio técnico de confianza para su limpieza interna una vez al año. El polvo, pelusa, hilos, etc. se acumulan en el interior del sistema de refrigeración, en ventiladores internos, rejillas, etc. Si esta acumulación se queda por mucho tiempo llega un momento que puede bloquear totalmente la salida de aire, romper el ventilador interno o hacer que vaya más despacio y haciendo ruidos molestos, o incluso provocar una acumulación de electricidad estática que acabe rompiendo un chip o componente. Llevando el ordenador portátil a un servicio técnico serio y profesional podemos estar tranquilos de que limpiarán su interior, incluso aplicando de nuevo masilla térmica en los chips principales si fuera necesario.
  •   Evita los golpes, derrames de líquidos, etc. Son otro de los motivos usuales. Un vaso de café o refresco derramado puede romper nuestra gráfica, placa base, teclado, etc.

    Conclusión

    La avería de la tarjeta gráfica es un caso bastante común, especialmente entre quienes usan aplicaciones gráficas intensivas o juegos de última generación. Un entorno caluroso, suciedad en el interior del portátil, sobrecargas eléctricas o exceso de trabajo pueden hacer que una tarjeta gráfica se averíe. Una vez que se presenta el problema, nuestra mejor opción es acudir al servicio técnico especialista y solicitar el diagnóstico y presupuesto. Cualquier otra solución suele empeorar la rotura.