an Reparar trackpad que no funciona

Reparar trackpad que no funciona

El trackpad o touchpad es una superficie táctil que sirve para sustituir el uso del ratón en los dispositivos portátiles. Es una forma cómoda de poder manejar nuestro cursor si no tenemos un ratón a mano o una superficie estable. Normalmente viene con uno o dos botones incorporados, aunque algunos modelos no llevan botones sino que emulan el uso de los mismos simplemente presionando o dando un par de golpecitos en la superficie. Algunos incorporan la posibilidad de detectar múltiples toques simultáneos (lo que se ha llamado movimientos gestuales). Cuando este dispositivo se avería estaremos obligados a cargar con un ratón externo en todo momento, así que lo mejor es repararlo para evitar quedarnos sin poder usar el portátil si lo olvidamos o no podemos usarlo adecuadamente.

¿Por qué se avería un trackpad?

Lo primero es saber que el trackpad puede dejar de funcionar por diversos motivos. El más básico y sencillo es que simplemente lo hemos desconectado. Según el modelo de portátil podemos desconectarlo y conectarlo con una combinación de teclas o bien por software desde el propio OSX o Windows. A veces virus y malware pueden también tomar control sobre él, desconectándolo o haciendo que funcione incorrectamente.

Los síntomas más claros de que algo no funciona bien en nuestro trackpad o touchpad son uno o varios de los siguientes:

  •   No responde: El puntero no se mueve cuando tocamos la superficie del trackpad, ni tampoco hace nada el tocar los botones.
  •   No responde el movimiento pero si los botones: Si deslizamos el dedo por la superficie del touchpad no se mueve el puntero, pero si pulsamos los botones si hace algo (según donde esté el puntero en ese momento).
  •   La respuesta es errática: si deslizamos el dedo por el trackpad el movimiento del puntero es errático, incorrecto o tembloroso.
  •   Movimiento autónomo: el puntero se mueve solo sin nosotros tocar nada. Este síntoma es muy frecuente en averías por derrame de líquidos y efectos de malware o virus.
  •   Deja de funcionar al cabo del tiempo: Al iniciar el equipo funciona correctamente, pero pasado un tiempo deja de funcionar de repente.

    Las causas suelen ser las siguientes:

  •   Fallo del driver del trackpad o errores en el sistema operativo provocados por un virus, un programa malintencionado o un error del sistema.
  •   Golpe en la superficie o botones del trackpad o en la zona cercana a él.
  •   Calor excesivo.
  •   Derrame de líquidos o humedad en el interior.
  •   Sobrecarga eléctrica producida por fallo en la red o alimentador defectuoso.
  •   Fallo de algún componente electrónico en la placa base o en el propio trackpad.
  •   Incompatibilidad del driver del trackpad con el sistema operativo.

    Los problemas de software, aunque aparentemente pueden parecer más fáciles de reparar que los de hardware, no siempre es así y puede ser un auténtico quebradero de cabeza para quién no tiene experiencia en la reparación de este tipo de averías. Por el contrario, si el problema está en la parte física del trackpad, es posible que sea necesaria su sustitución. Hay

que tener en cuenta que cada modelo de portátil, independientemente sea un MacBook o un portátil de una marca que no sea Apple como Acer o Lenovo, tiene su propio trackpad adaptado al modelo concreto.

Qué hacer para reparar tu trackpad

En el caso de que experimentes alguno de los problemas citados, lo primero será intentar restituir el driver buscando la última versión disponible en Internet para tu modelo concreto. Muchos sistemas operativos como puede ser el Windows 10 o el OSX realmente no necesitan un driver para los trackpads integrados en los portátiles en la mayoría de los casos. Si para tu equipo es así, quizás entonces sea mejor que pruebes a reinstalar el sistema operativo y dejarlo de fábrica. Comprueba antes de eso que no hayas desconectado el trackpad por haber usado la función de teclado o el software.

Si tras un reinicio del sistema operativo tu trackpad sigue sin funcionar adecuadamente es posible que el problema sea más complejo de solucionar y requiera una inspección interna. Llegados a este punto, te recomendamos encarecidamente que no trates de abrir el portátil por tu cuenta. Según el modelo, puedes romper alguna pieza o agravar la avería por el simple hecho de su apertura. Además, sin un entrenamiento y conocimientos en electrónica no podrás ver a simple vista dónde puede estar el problema, por lo que lo más probable es que tras horas de esfuerzo tengas que volverlo a montar y habrás perdido el tiempo, además de arriesgar el equipo a una avería mayor y grave.

Lo primero que hemos de hacer es apagar el equipo y buscar un taller especializado que disponga de un buen laboratorio donde realizar el diagnóstico fiable del problema. Un ejemplo sería serviciotecnicomac.eu , auténticos profesionales especialistas en reparación de portátiles tanto de marca Apple (MacBook Pro, MacBook Air, etc.) como de otras marcas como Acer, Toshiba, Lenovo, Asus, etc. En este caso, es tan importante la reparación en sí como un buen diagnóstico. No sirve de nada sustituir un trackpad, con el coste que ello conlleva, si el error era el driver del sistema operativo. Lo mejor es comenzar por un diagnóstico profesional.

El taller, y evitar los remedios de la abuela

Son dos los consejos básicos para que una reparación sencilla y no muy costosa no se convierta en una reparación de muchos más euros e incluso la pérdida del equipo. Lo primero y básico es optar siempre por el taller. ¿Por qué? Habiendo tantos tutoriales y vídeos para reparar nosotros mismos, y siendo la avería aparentemente más sencilla, ¿no lo puedo hacer yo mismo? La respuesta a esta cuestión pasa por diversas razones de peso:

  •   Diagnóstico erróneo: Un mal diagnóstico puede llevarnos a perder mucho tiempo e incluso a agravar la avería. Salvo que tengamos una fuerte experiencia en reparación electrónica e informática de portátiles lo más probable es que seamos incapaces de determinar con exactitud dónde está el problema por muchos vídeos que podamos ver.
  •   Complejidad a la hora de desmontar un portátil: desmontar un portátil es algo que debe realizar solo un especialista. Es fácil romper un componente o agravar la avería si no sabemos bien lo que estamos haciendo. Además, es posible que necesitemos herramientas especiales. En caso por ejemplo de los equipos MacBook Pro, este proceso puede ser fatal para el ordenador. Además, si desmontamos sin más, ¿cómo sabremos luego lo que tenemos que hacer? Las averías hardware no son evidentes ni

se ven a simple vista en la mayoría de los casos. Se necesitan aparatos especiales

(como un osciloscopio) tan sólo para el diagnóstico.

  •   Los trucos no funcionan. El trillado remedio de la abuela de usar arroz en caso de

    derrame de líquido no es una buena idea. Es posible que el café que volcó encima del trackpad provocase la avería del mismo, pero para poder asegurarnos su reparación y sobre todo que otros componentes no se rompan no podemos acudir a remedios muy deficientes como el usar simple arroz. Por ejemplo en serviciotecnicomac.eu disponemos de aparatología especial de limpieza por ultrasonidos que es la única garantía de eliminar humedad en todo el interior del equipo, no sólo del trackpad.

  •   El desconocimiento o falta de experiencia: Esto nos hará perder muchas horas que podríamos dedicar a otra cosa más productiva, además de poner en riesgo nuestro equipo. Una reparación de trackpad no suele ser una avería cara de solventar, pero si por desmontar el equipo rompemos la placa base o algún elemento importante nuestra reparación será de muchos euros, además de haber perdido horas útiles de nuestra vida.

    Lleva el portátil al taller a reparar el trackpad

    En definitiva, la solución del taller está más que justificada y es la mejor que podemos tomar. Hoy día las agencias de transporte son muy efectivas. Tan sólo prepara un buen embalaje para tu ordenador, preferiblemente el mismo que te venía cuando lo compraste si aún lo conservas. Protege el paquete y llama a un taller de confianza y mucha experiencia que ofrezca este servicio como es el de serviciotecnicomac.eu. Seguidamente y por lo general en menos de un día recogerán el equipo en tu casa y lo llevarán al laboratorio. Una vez tengas el presupuesto con el diagnóstico se puede proceder a su reparación.

    Conclusión averias trackpad

    La avería del trackpad o touchpad es algo que sucede con cierta frecuencia, aunque no es la más habitual. Afortunadamente es un componente que tiene solución en cualquiera de sus averías. Siempre se trata de reparar al menor coste con total fiabilidad, pero en último caso la sustitución por uno nuevo no es altamente costosa. Eso sí, depende del modelo a reparar totalmente, pues cada equipo casi tiene su propio trackpad, no vale cualquiera. Tanto si tu portátil averiado es de marca Apple, como si se trata de otra marca basada en Windows como Acer, Asus, Lenovo, Toshiba, MSI, etc. siempre tendremos que realizar un buen trabajo para poder asegurar una reparación duradera y fiable. Es lo más recomendable.