an Tienda de reparación de ordenadores

Tienda de reparación de ordenadores

Los ordenadores, como cualquier otro aparato electrónico, no están exentos de sufrir roturas y averías. Afortunadamente, los cada vez mejores procesos de fabricación e integración los hacen más resistentes, pero a su vez cuando fallan requieren de unos conocimientos y herramientas mucho más avanzados y específicos. Por ello, hoy día tan sólo un servicio excelente y profesional puede asegurar con garantías una reparación, y la reparación amateur ya es cosa del pasado.
A la hora de enfrentarnos a una avería seguramente hayas buscado una tienda de reparación de ordenadores competente. ¿Pero cómo saber la que te dará el mejor servicio de la que no lo hará? No podemos fiarnos tan solo por lo que nos digan, sino que tenemos que tener criterio propio. En este artículo vamos a darte una guía de los conocimientos básicos y consejos necesarios que te permitirán saber qué tienda de reparación de ordenadores, servicio técnico o taller es el mejor para reparar tu ordenador de sobremesa o portátil averiado al mejor precio. Comencemos.
Averías más comunes
Aunque la variedad de problemas que nos pueden surgir en nuestro ordenador darían para varios libros de gran peso, vamos a centrarnos en las más habituales. Seguro que alguna de ellas ya la has experimentado, incluso ahora si estás buscando información de talleres. Vamos a verlas:
1. PROBLEMAS CON EL ARRANQUE
Es una de las averías más habituales. El ordenador no llega a arrancar el sistema operativo. En algunos casos pulsamos el botón de encendido y no sucede absolutamente nada, indicando algún problema de alimentación o placa base. En otras enciende, se escuchan los ventiladores, se ilumina el led de encendido, pero no aparece en pantalla y no hace nada más. Podría ser un problema de placa base, o quizás la memoria. También puede suceder que nos aparezcan algunas letras en el arranque y no haga nada más. Es posible que el disco duro esté fallando, placa base… Y también es posible que la barra de progreso se detenga, y no cargue el MacOS, o bien en Windows quede continuamente girando los puntos o la banderita… En todos estos casos, un diagnóstico correcto es imprescindible para acotar el problema adecuadamente y afrontar la reparación. Si bien un problema puede PARECER que proviene de un componente concreto, esto no tiene ningún valor sin las pruebas técnicas necesarias. Es decir, si bien por ejemplo cuando el ordenador no enciende ni hace nada parece un problema de fuente de alimentación es necesario antes de hacer esa afirmación el realizar las pruebas pertinentes con un voltímetro, osciloscopio, amperímetro, etc. Demasiadas veces se producen diagnósticos sin las pruebas necesarias que, aunque pueden “acertar” en ocasiones, en otras pueden ser erróneos y provocar que la reparación sea más lenta y costosa. Es por ello que a la hora de seleccionar nuestra tienda de reparación de ordenadores nos aseguremos de que su diagnóstico es realizado profesionalmente.
2. PROBLEMAS CON EL SISTEMA OPERATIVO
Otro tipo de averías muy comunes son las relacionadas con el funcionamiento del sistema operativo. Son las más complejas de diagnosticar en algunos casos pues se pueden mezclar problemas de software (versión del sistema operativo, aplicación conflictiva, drivers problemáticos, virus, etc.) con problemas de hardware (reballing de graficas, placa base averiada, memoria defectuosa, disco duro con sectores erróneos, trackpad roto etc.). Si no se realizan las pruebas de diagnóstico correctamente podemos encontrarnos que la reparación se demora días y días. Un buen servicio técnico buscará primero realizar el diagnóstico exacto con los pasos más eficaces y rápidos, y de ese modo el presupuesto de la reparación bajará y dispondremos del equipo reparado antes. Hay que tener en cuenta que muchas veces, sobre todo en errores aleatorios que se repiten sólo muy de vez en cuando, el problema puede ser complejo de aislar. Por eso en estos casos cuantos más datos podamos darle al servicio técnico mejor que mejor. Anota la hora donde aparece el error, lo que estabas haciendo con detalle (por ejemplo, cargaste Word y tenías el navegador abierto con un vídeo) y si notaste algo raro antes. Esa información suele ser útil para los diagnósticos.
3. PROBLEMAS GRÁFICOS
Los problemas relacionados con la imagen y su tratamiento, tanto de vídeo como cálculo 3D, son muy habituales. Tanto accidentes con las pantallas (golpes principalmente) como sobrecalentamientos y errores suelen ser comunes. A veces ocurren cuando la tarjeta gráfica se usa de manera intensiva, con juegos, aplicaciones 3D o de vídeo. Pero pueden tener un origen software, y que nuestra gráfica esté perfectamente. Lo primero por tanto es descartar que no se trate de problemas con los drivers, con configuraciones del sistema operativo o malware. Para ello se usan pruebas especiales y metodologías que aceleran el proceso de diagnóstico (de nada nos vale andar reinstalando el sistema operativo completo y probando diferentes versiones de drivers si luego resulta que la tarjeta estaba físicamente rota, hemos perdido mucho tiempo, algo costoso para un taller). Sólo un servicio técnico profesional sabrá realizar las actuaciones efectivas y necesarias para poder aislar el problema y encontrar la solución definitiva. Muchas veces puede ser pelusa y polvo atorando la refrigeración, otras un problema de contacto del chip gráfico (siendo necesario por tanto realizar un reballing o resoldado del mismo). En cualquier caso, todos los procedimientos, tanto los más sencillos como los más avanzados que requieren de aparatología especial, deben estar disponibles en el taller para una mayor rapidez y eficacia.
4. SOBRECALENTAMIENTOS Y FALLOS DE TENSIÓN
El calor es un enemigo natural en electrónica e informática. Los componentes cuando alcanzan cierta temperatura comienzan a fallar, hasta el punto de poder romperse. El funcionamiento de los mismos genera calor, de ahí que sea necesario extraerlo del interior antes de que la temperatura alcance un punto crítico y provoque el fallo. Para ello se usan diversos sistemas, siendo el más común la refrigeración mediante un sencillo ventilador que renueve el aire caliente y lo reemplace por aire más fresco del ambiente. Sin embargo, este sistema tiene dos problemas principales: el primero es que si estamos en un ambiente caluroso de por si la refrigeración pierde eficacia, y el segundo es que si se bloquea la entrada o salida de aire o falla el ventilador la temperatura subirá rápidamente. Afecta también el tipo de procesador que se use y la tecnología empleada. Por ejemplo, los Macbook Pro usan una tecnología de disipación de calor mediante su propia carcasa, reduciendo así la necesidad de ventiladores y los riesgos de rotura. Además, una tensión inadecuada debida a un adaptador de corriente defectuoso o una batería en mal estado puede provocar un pico de tensión que dañe algunos componentes. Este tipo de averías afectan comúnmente a las placas base y con el entrenamiento, experiencia y conocimientos avanzados en electrónica pueden repararse en muchos casos sin necesidad de sustituir toda la placa.
Pasos antes de ir a la tienda de reparación de ordenadores
Si nuestro equipo está afectado por una avería, ¡no nos desesperemos! Lo primero es tener claro las diferentes averías como ya hemos visto. Ahora lo que vamos a hacer es buscar un buen servicio técnico, que en nuestro caso puede aplicarse a serviciotecnicomac.eu, y ponernos en contacto para indicarles nuestro problema y que nos ayuden. Hoy día no hay problema con la distancia y no dependeremos de talleres locales. Simplemente con una llamada podemos solicitar una recogida por parte de la agencia de transporte y llevarlo al taller en 24 horas. Laboratorios avanzados como serviciotecnicomac.eu tienen ese servicio y para nuestra comodidad es lo más conveniente.
Recuerda que es muy importante no tratar de reparar nosotros mismos el equipo, pues sin los conocimientos necesarios, la experiencia, capacitación laboral y herramientas especializadas nos será imposible no sólo arreglarlo, sino llegar simplemente a un diagnóstico fiable. Es muy necesario por tanto olvidarnos de remedios de la abuela, vídeos más voluntariosos que efectivos y tutoriales que nos piden que reparemos un ordenador con un boli y un chicle al estilo McGiver. Todo eso no funciona y pone en peligro nuestro equipo.
Conclusión
Conseguir tener de nuevo nuestro ordenador funcionando a tope y en perfectas condiciones es un trabajo de profesionales. No hay apenas reparaciones que no se puedan realizar en informática, si bien es cierto que a veces pueden ser caras y no merezcan la pena. Pero en el caso de equipos como los Macbook Pro o Macbook Air por ejemplo casi siempre serán interesantes pues su precio es considerable y merece la pena repararlos por elevado que sea el presupuesto. Afortunadamente, un buen taller siempre nos dará opciones y tratará de buscar la reparación en vez de la sustitución. Cuando hablemos asegurémonos de conocer la avería al detalle, cuando sucede y qué puede haberla provocado, además de saber por encima qué puede ser necesario realizar según el caso. De esa manera cuando nos comenten sabremos un poco mejor qué nos dice el presupuesto y qué le van a hacer a nuestro ordenador. Y si se trata de un accidente doméstico (como un vaso de cerveza que no debió volcarse) no tengamos vergüenza en comentarlo, siempre ayuda saber qué produjo el problema con exactitud.